El apresado confesó haber matado a su pareja, quien fue hallada en un descampado con lesiones en la cabeza y varios cortes en su cuerpo.

Este miércoles en la localidad de Merlo, un hombre confesó ser el asesino de su esposa, quien fue encontrada en un descampado de Parque San Martín, a metros de El Remanso, semidesnuda, con golpes en la cabeza y cortes en distintas partes del cuerpo.

Finalmente, la victima fue identificada como Sandra Marilin Carricaberri, de 45 años, mientras que el autor del crimen se llama Sandro Fabián Zárate, de la misma edad. Éste será indagado en las próximas horas por la fiscal Adriana Suárez Corripio, quien está a cargo de la UFI 8 del Departamento Judicial de Morón.

Voceros policiales informaron que la mujer estaba domiciliada en la calle Juan Larsen al 1000, a unos 400 metros del descampado donde fue hallada el martes, por lo que efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Morón y de la comisaría 3ra. de Merlo se dirigieron a la vivienda para entrevistarse con Zárate.

Luego de contradecirse en su relato, según lo informado por las fuentes, quebró en llanto y terminó por confesar que fue el asesino de su pareja.

En su defensa, el femicida sostuvo que ya no soportaba las infidelidades de Carricaberri, de quien dijo que abandonó en reiteradas ocasiones su hogar y tenía una adicción con el alcohol.

Zárate contó que el martes, su mujer había regresado cerca de las 4, aparentemente en estado de ebriedad y luego de ausentarse por varios días. Esto derivó una discusión que empezó en la vía pública, pero culminó con el hombre asesinándola a golpes con una piedra y un palo en el descampado ubicado en la calle Iwanosky entre Ernesto Renán y Blanco Encalada.

Fuentes policiales indicaron que el hombre señaló que luego la desvistió para simular que se había tratado un ataque sexual.

Zárate, fue aprehendido por el delito. En cuanto a su confesión, no tiene validez alguna en lo legal, al menos hasta que la ratifique o rectifique ante la fiscal en la declaración.

Suáre Corripio, ordenó que se lleve a cabo un allanamiento en el domicilio donde convivían, además de que se incaute ropa y otros elementos de interés para ayudar a la investigación.

Fuente: Elcirculo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *