Justo acababa de entregar un paquete y fue embestido por delincuentes, que lo amenazan con un arma, lo hicieron arrodillarse y se llevaron todo lo que tenía encima.

A plena luz del día, una vez más los repartidores en la mira de los delincuentes. En esta oportunidad, un delivery estaba entregando un paquete en la calle Martín Fierro al 900, de Libertad, cuando fue abordado por dos motochorros quienes lo amenazaron con el arma de fuego, lo arrodillaron en la vereda y le robaron todas las pertenencias.

Las cámaras de seguridad registraron todo, luego del hecho de inseguridad la víctima expresó su indignación: “ Asi es imposible trabajar ”.

Fuente: Merlohoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *