El suceso ocurrió en la localidad de Libertad, cuando un joven de 26 años y sus hermanas, de 23 y 20, fueron sorprendidos por un delincuente. La Justicia resolvió no detener al muchacho por considerar que obró en legítima defensa.

Un presunto ladrón murió al ser golpeado por un joven de 26 años, quien aparentemente se resistió a ser desvalijado mientras se hallaba junto a sus dos hermanas en el interior del domicilio familiar, en un dramático caso de justicia por mano propia que se registró en la localidad de Libertad. Los funcionarios resolvieron que el muchacho no fuera detenido a raíz de lo ocurrido, tras considerar que obró en legítima defensa.

Voceros del departamento judicial de Morón revelaron que se desconoce hasta el momento la identidad del individuo fallecido.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando un hombre ingresó, supuestamente con fines de robo, a una finca situada en Costa Rica al 2100, casi en el cruce con Ecuador, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

En esos momentos, dentro de la casa estaban un joven de 26 años y sus dos hermanas, de 23 y 20, quienes dormían en sus habitaciones.

Trascendió que el morador de la vivienda, al advertir la situación, mantuvo un violento forcejeo con el intruso, quien lo hirió a puñetazos en el rostro y a tijeretazos en las piernas.

Al ver que no iba a poder concretar el robo, el sospechoso quiso huir a la carrera, pero cayó muerto, boca abajo, en la vereda del mencionado domicilio, estimándose, en este sentido, que habría perdido la vida debido a los golpes que padeció al pelear con el joven.

Miembros del Comando Patrulla (C.P.) de Merlo arribaron al lugar del ilícito luego de haber recibido una denuncia al número telefónico de emergencias 911.

En tanto, peritos de la Delegación Morón de la Policía Científica realizaron una serie de diligencias en el lugar, ocasión en la que incautaron la tijera, con manchas de sangre, que se afirma utilizó el presunto ladrón, quien presentaba un traumatismo de cráneo.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Libertad (4ª de Merlo) se ocuparon de investigar el episodio, oportunidad en la que comprobaron que el sujeto, de alrededor de 25 años, había entrado al inmueble por una puerta trasera, que aparentemente se hallaba sin llave, luego de saltar una reja perimetral.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo agravado en grado de tentativa y homicidio”, el doctor Fernando Martín Capello, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2 de los tribunales de Morón.

Cappello decidió que el muchacho permaneciera en libertad, debido a que las distintas pruebas obtenidas en el expediente sostienen que actuó para defenderse del accionar del sospechoso.

Fuente: Merlohoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *