Un alto jefe de la policía de la Ciudad de Buenos Aires fue baleado en el abdomen el jueves por la noche, tras resistirse a un asalto de cuatro delincuentes que ingresaron a robar en su casa, ubicada en la localidad bonaerense de Ituzaingó, y se encontraba internado en un centro de salud “con pronóstico reservado”, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho se produjo pasadas las diez de la noche en un domicilio ubicado en la calle De La Vidalita al 1500, en la mencionada localidad del oeste del conurbano, donde cuatro hombres ingresaron a robar con armas de fuego y cuchillos.

Al momento del asalto, se encontraba en la vivienda su propietario, Claudio Daniel Escariz, de cincuenta y siete años, un comisario inspector de la policía porteña que se desempeña en el área de medicina laboral, junto a su esposa y sus dos hijos.

Fuentes policiales informaron que Escariz fue abordado por los asaltantes y recibió dos disparos a corta distancia cuando quiso impedir que los delincuentes subieran al piso superior de la casa, donde se encontraban durmiendo sus hijos.

El oficial recibió los impactos de bala en el abdomen y en el hombro derecho, por lo que tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Bicentenario de Ituzaingó, y desde ahí derivado en helicóptero al Hospital Churruca, donde el comisario se encontraba esta mañana “con pronóstico reservado”.

Los investigadores creen que los cuatro asaltantes ingresaron al inmueble a través de una ventana trasera y huyeron del mismo modo en un Peugeot blanco, sin poder concretar el robo.

La causa, en la cual interviene la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) número dos de Ituzaingó, quedó a cargo del fiscal Ezequiel Forti, quien dispuso el registro de las cámaras de seguridad que pudieran haber captado lo sucedido y otras diligencias para intentar identificar y detener a los autores.

Fuente: Elcirculo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *