Además, hay un prófugo que ya está identificado y siendo buscado por la policía.

Gracias al Centro de Monitoreo del Municipio de Merlo y el seguimiento de la antena del celular de la víctima, detuvieron a uno de los sospechosos del crimen de Andrés Gaspar Barón (65), el hombre asesinado el domingo en Moreno cuando se resistió del robo de su auto.

En la noche del lunes se realizaron cuatro allanamientos en viviendas vinculadas al hecho. Los procedimientos fueron solicitados por el fiscal Leandro Ventricelli, de la UFI Nº 1 del Departamento Judicial Moreno – General Rodríguez, y realizados por personal de la comisaría 3ª de Moreno.

El detenido, identificado como Gustavo Javier Díaz (que se encontraba en una vivienda de Merlo Norte), está señalado como el autor de los disparos que mataron a Gaspar Andrés Barón. En los procedimientos la Policía incautó la ropa que tenía puesta el sujeto al momento del hecho.

En tanto, otro sospechoso, hermano del principal acusado, que inicialmente fue aprehendido, quedó libre tras ser notificado del inicio de una causa por el delito de encubrimiento agravado de homicidio.

Por otra parte, el conductor de la moto, que también está identificado, está prófugo y quedó con captura.

Al detenido se lo indagará por el delito de “homicidio crimines causa y robo agravado”.

El crimen de Barón ocurrió el domingo frente a una vivienda ubicada en el cruce de las calles Mendoza y Juan Díaz de Solís, en Moreno.

La víctima se encontraba en la puerta de la vivienda y junto a su actual pareja a bordo de su vehículo Volkswagen Golf color gris.

En esas circunstancias, Barón fue interceptado por dos delincuentes que circulaban a bordo de una moto, quienes lo amenazaron con armas para sustraerle el auto.

“Fue a buscar a la pareja para ir a comer a la casa de una hermana de él. Cuando salen de la casa, él va a cerrar el portón mientras que ella sube al auto. Los delincuentes lo interceptan y forcejean”, relató Milagros Moreno, nieta de la víctima.

La joven explicó que uno de los asaltantes sacó a su abuelo por la fuerza del asiento del conductor, mientras que, del otro lado, un cómplice abordó a la mujer.

“Intentaron prender el auto y no pudieron. Ahí fue que le dispararon. Él caminó unos metros y cayó desvanecido”, contó la joven, quien agregó que los delincuentes huyeron con los teléfonos celulares de su abuelo y de la pareja.

Tras ser baleada, la víctima fue trasladada al Hospital Posadas de El Palomar, donde según establecieron los médicos ingresó herida de tres balazos, uno en el tórax, otro en la rodilla izquierda y el restante en un muslo.

Tras ser intervenido quirúrgicamente, Barón falleció producto de las heridas sufridas.

Fuente: Sectorprensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *